Córdoba requiere de $200 mil millones para obras definitivas en dos de sus ríos

Autoridades han identificado 155 puntos críticos en las riberas.

Montería. El departamento de Córdoba requiere con urgencia, desde el Gobierno nacional, 200 mil millones de pesos para la construcción de obras definitivas sobre 155 puntos críticos que se han identificado junto con la Corporación Autónoma Regional, CVS, en las riberas de los ríos Sinú y San Jorge.

Así lo advirtió el gobernador de Córdoba, Edwin Besaile Fayad, tras señalar que lo que se ha hecho en esos puntos, vulnerables a la ruptura del camellón en caso de una creciente, son obras provisionales de tablestacados con costales llenos de arena.

“Estamos haciendo los estudios con la CVS para presentarlos al Gobierno nacional, porque necesitamos alrededor de 200 mil millones de pesos que no los tiene la Gobernación y tampoco la autoridad ambiental”, sostuvo el mandatario seccional.

Agregó Besaile que es tan importante la construcción de obras definitivas en el menor tiempo, que sugiere al Gobierno que se contrate directamente sin que tenga el ente territorial que tocar un solo peso “para cuidar la estigmatización que ha existido sobre el manejo de recursos, por eso lo que pedimos son las obras”.

El secretario general de la Gobernación, Roberto Tirado Hernández, dijo que están las alarmas activadas para reaccionar ante cualquier eventualidad relacionada con el invierno.

De los 155 puntos críticos, 138 están sobre el río Sinú y los otros 17 sobre el río San Jorge, según lo precisó el coordinador de la oficina de Atención y Prevención de Desastres del Departamento, Fabián Lora Méndez.

El funcionario señaló que la mayor preocupación, en lo que respecta al río San Jorge está sobre el sitio Seheve, en el municipio de Ayapel, que además afectaría una buena parte de San Marcos (Sucre).

Entre tanto por el río Sinú los sitios que representan mayor preocupación están en el corregimiento Las Palomas (Montería), Los Campanos y Palo de Agua (Lorica) y en los sectores el Prado y Libardo López, de Tierralta.

La mayor emergencia por inundaciones en los últimos años en Córdoba fue en diciembre de 2010, tras el desbordamiento del río Sinú en la vereda La Majagua, del corregimiento Carrillo, San Pelayo, donde se abrió un boquete que afectó a más de 40 mil personas y arrasó con todo tipo de cultivos tradicionales.

Leave a Response