“Tierralta, el que más cultivos ilícitos tiene en Córdoba”: Alcalde

Tras confirmar con nuevas cifras el desplazamiento de familias indígenas de la etnia Embera Katío, en el Nudo del Paramillo, debido al enfrentamiento de la Fuerza Pública con grupos de Autodefensas, el alcalde de Tierralta, Fabio Otero, dijo que este nuevo conflicto es producto del negocio de la coca, cuyos cultivos van en crecimiento en ese parque nacional natural.

 “Son hechos lamentables que no quisiéramos que volvieran a suceder en Tierralta, pero es que no hemos encontrado una salida al problema de la coca de forma concreta y hoy Tierralta es el municipio de Córdoba que más tiene cultivos ilícitos”, precisó Otero.

El mandatario sostuvo que por censo de los mismos campesinos en esa jurisdicción, específicamente en poblaciones del Paramillo, existen unas 5 mil hectáreas de cultivos de coca.

Otero confirmó que habrían sido 716 las personas desplazadas de una población a otra, de las cuales al menos 400 son menores de edad, pertenecientes a la etnia Embera.

“Lamentablemente estas bandas criminales están ligadas a muchas comunidades donde tratan de camuflarse, lo que afecta a la población civil, pero tenemos la confianza puesta en el Ejército y en la Policía para controlar esta situación”, precisó.

Dijo el mandatario que la Alcaldía está prestando la asistencia necesaria a las familias que han abandonado sus viviendas en el Paramillo, incluso con un programa de alimentación a los desplazados que siguen en el territorio indígena.

El Nudo del Paramillo, donde se presenta el desplazamiento indígena, ha sido la región apetecida por los grupos al margen de la ley para el cultivo y procesamiento de coca, que es llevada al exterior a través de corredores de movilidad que llegan hasta la zona costera.

Un reciente informe de alerta temprana de la Defensoría del Pueblo en Córdoba, revelado en el primer semestre de 2017, sostiene que efectivamente en este Departamento el incremento de esa actividad ilícita se refleja en un 143,9%, al pasar de 560 hectáreas en 2014 a 1.360 en el 2015, de acuerdo con el Monitoreo de Territorios Afectados por Cultivos Ilícitos, realizado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

“En zonas remotas del parque Paramillo y de los corregimientos Crucito, Saiza y El Diamante, la coca continua siendo la base de la economía local, mientras que en Batatas compite exitosamente con la producción y comercio de productos agrícolas”, explica la Defensoría del Pueblo en su informe.

Vía El Heraldo

Leave a Response