En 5 años, Colombia debe estar libre de uso de mercurio en su industria

En 5 años, Colombia debe estar libre de uso de mercurio en su industria

La meta, que está contenida en el Plan de Acción Sectorial presentado por el Medio Ambiente, establece también que este año debe quedar eliminado el uso de ese químico de la minería.

Para el año 2023, Colombia deberá estar libre de productos elaborados a base de mercurio. Ese es uno de los objetivos que perseguirá el Plan de Acción Sectorial Ambiental de Mercurio que fue presentado este miércoles por parte del Ministerio de Ambiente.

La iniciativa se basa en la Ley 1658 de 2013 que establece la erradicación del mercurio en la minería en 2018 y en la industria en cinco años. Además, en el cumplimiento del Convenio de Minamata, el cual fue adoptado por el país en la Conferencia de Plenipotenciarios en 2013, en Kumamoto (Japón) y cuyo objetivo es proteger la salud humana y el medio ambiente de las emisiones y liberaciones antropógenas de este elemento y sus compuestos. Actualmente de esta convención hacen parte 89 países. 

Para lograrlo fueron establecidas una serie de acciones, que también deberán adoptar los otros seis ministerios que decidieron suscribirse el pasado mes de agosto a la estrategia denominada Plan Único Nacional de Mercurio, el cual es liderado por el Gobierno nacional. Se trata de los ministerios de Minas, Comercio, Salud, Trabajo, Agricultura y Transporte.

“Con este plan el Sistema Nacional Ambiental contribuye a la prevención de la contaminación por mercurio al controlar el uso, consumo y producción de la sustancia en el país. Adicionalmente, con los límites a la minería formal y a los diversos sectores, se busca frenar la producción, importación y exportación de productos que contengan mercurio como bombillos, termómetros o baterías”, señaló Ricardo Lozano, ministro de Ambiente.

El jefe de esa cartera afirmó que para reducir el uso de este metal se ejercerá un control más eficiente y se fortelecerá la institucionalidad.

Adicionalmente el plan privilegiará los proyectos para investigar el nivel de contaminación y su afectación en la biodiversidad, lo mismo que la restauración de zonas donde el mercurio se encuentra en grandes cantidades.

“Se dará prioridad a algunas áreas, se identificarán posibles tecnologías y metodologías de recuperación-remediación y se implementará la metodología que sea costo-efectiva y con la capacidad de retornar servicios ecosistémicos”, indica el documento, en el que también se plantea la actualización de la legislación sobre los usos de mercurio, pero en especial el manejo, almacenamiento, disposición final y liberación de emisiones del mismo.

 

 

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )
error: El contenido de este sitio se encuentra protegido!!