fbpx
Espiritualidad | No se enfrasque con los problemas, mejor búsqueles las salidas

Espiritualidad | No se enfrasque con los problemas, mejor búsqueles las salidas

Solemos llenarnos de angustias innecesarias. Y es que a veces, cuando surge un problema, nos sumergimos en el ‘mar del desespero’ por no conservar una dosis de calma.

La vida es un entramado de luces y sombras, de inicios y finales, de subidas y bajadas; mejor dicho, de episodios positivos y negativos.

A veces nos cuesta mucho entender eso, sobre todo durante los días grises, en las despedidas y cuando aparecen las adversidades.

¿Qué hacer?

No hay una respuesta exacta para tal inquietud. Yo diría que las situaciones tienen que fluir, entre otras cosas, porque todo ocurre en el tiempo de Dios.

Lo menciono porque abordamos nuestros problemas con demasiados afanes. Pretendemos solucionarlos con supuestos ‘medicamentos rápidos’ que, a decir verdad, no dejan de ser apresuramientos.

Ojo: La madurez emocional supone comprender que los problemas vienen y van. Y la mejor forma de enfrentarse a ellos consiste en aceptarlos, pero buscándoles las mejores salidas.

De esta forma, con la aceptación y la sabiduría para resolverlos, descubrimos cómo los contratiempos nos muestran verdades que desconocemos.

No nos preocupemos tanto por resolver de inmediato esas cosas que supuestamente están incomodando nuestra vida; es mejor tener serenidad.

Es decir, permitamos que cada cosa tenga su tiempo y su lugar.

Aunque usted no lo crea, un problema tiene la capacidad de ayudarnos a ver aristas que no contemplábamos.

La clave es entender que se nos van a presentar algunos momentos en los que deberemos abandonar temporalmente la racionalidad para actuar atendiendo nuestras corazonadas y seguir las señales de la intuición.

Estas capacidades innatas serán las que nos van a permitir encontrar las mejores soluciones a los problemas de la vida y las alternativas de acción.

En lo personal, suelo tomarme un tiempo prudencial para pensar, para organizar mis ideas, para captar con más claridad mis intuiciones y, sobre todo, para tomar decisiones que se aproximen a lo correcto.

Sea cual sea la estrategia de cada quien para actuar, en general debemos entender que para lograr un mayor desarrollo personal es importante aceptar el dolor, sin que nos tengamos que resignar a sufrir.

Las dificultades son hechos importantes e inevitables de la existencia, porque de esta manera vamos a ganar fuerza interior y, de paso, tendremos mayor acceso a ciertas zonas de la vida que necesitamos experimentar.

¡La vida fluye!

Si solo asimiláramos esa frase nos evitaríamos muchas penas y obtendríamos más cosas de las que se logran con la amargura.

Le sugiero que cuando pase por un momento de crisis o de tensión, tenga en cuenta que solo de usted depende que esa situación sea superada. ¡Es su actitud la que define su verdadera suerte!

Su mundo no tiene por qué ser estresante.

Analice bien sus actividades y, con base en estos criterios, aplique los correctivos que considere más apropiados.

Algo más: Es importante que no asuma como un pesado fardo ciertas responsabilidades que a usted no le corresponden; suéltelas, delegue, aligere sus cargas y abandone aquellas actividades que frenan su desarrollo o su crecimiento personal y espiritual.

¡Dios lo bendiga!

Por: Euclides Kilô Ardila

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )
error: El contenido de este sitio se encuentra protegido!!