fbpx
Cerro Matoso y su preferencia por lo local

Cerro Matoso y su preferencia por lo local

Cerro Matoso se ha convertido en un impulsor del desarrollo e independencia económica en el departamento de Córdoba.

Recorriendo este camino, la compañía ha vinculado a más de 100 proveedores oriundos de la región a su cadena productiva gracias a una política de compras que da preferencia a lo local. Por eso, realiza la mayoría de sus adquisiciones en Montelíbano, el resto del departamento de Córdoba y la Costa Atlántica.

La contratación de proveedores del área de influencia directa, la región y el país, es una de nuestras prioridades, gestionada a partir de estrategias que ayudan a formalizar la economía en zonas con acceso limitado a opciones formales de desarrollo.

Esto les ha permitido a los empresarios locales crecer y fortalecer una cadena productiva que les brinda independencia económica mejorando no solamente el estilo de vida de cada uno de los trabajadores sino también de todo el territorio en general. Cerro Matoso va más allá de los requisitos legales e involucra a los sectores público y privado para asegurar su sostenibilidad.

El crecimiento de los proveedores en el territorio ha sido significativo. En el 2018 la compañía hizo compras de bienes y servicios por un total de $475.902.154 millones de pesos, lo cual significa que, en total, para proveedores locales se realizaron compras por $38.742 millones de pesos, 8% del total de compras en el año.

El esfuerzo y los alcances de los proveedores locales no solamente llenan vacíos económicos, también se traducen en la generación de empleos indirectos, permitiendo el crecimiento de la comunidad y de los pequeños empresarios y creando así una sociedad más fortalecida, independiente y económicamente sostenible.

Proveedores como Guantes La Unión y Refraso, empresa dedicada a la fabricación de productos refractarios, son emprendimientos locales constituidos por miembros de las comunidades vecinas a Cerro Matoso que han logrado hacer negocio y salir a delante de la mano de la compañía, incluso más allá de las fronteras de Cerro Matoso.

Vicky Palencia, una de las fundadoras de Guantes La Unión, que ahora le provee a Cerro Matoso todos los guantes industriales de la operación, afirma que “Cerro Matoso es una empresa que ha ayudado a muchas microempresas a surgir, ellos nos han ayudado a nosotras a cumplir nuestro sueño”, afirma Palencia.

Guantes La Unión empezó hace tres años con seis mujeres, todas madres cabeza de hogar. Su producción depende de cada pedido y puede llegar a 210 pares de guantes fabricados al día.

Jairo Arrieta, representante legal de Refraso, una empresa que nació como cooperativa y a raíz de una necesidad de Cerro Matoso, dice que “la relación con la compañía minera, además de ser nuestro cliente principal, es más que todo una relación familiar. Nunca hemos tenido tropiezos y siempre nos afianzamos más y más”.

Para el departamento de Córdoba el impulso de empresas locales, logrado gracias a la actividad minera, ha sido de vital importancia para el desarrollo de las comunidades en particular y del territorio de influencia de Cerro Matoso en general.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )
error: El contenido de este sitio se encuentra protegido!!