ACTUALIDAD

El 60% de los colegios rurales de Córdoba tienen fallas de infraestructura

Pinterest LinkedIn Tumblr

La falta de mantenimiento tiene en precarias condiciones al 60% de los colegios de la zona rural del departamento de Córdoba, donde los recursos enviados por el Estado solo alcanzan para el pago de docentes.

La falta de mantenimiento tiene en precarias condiciones al 60% de los colegios de la zona rural del departamento de Córdoba, donde los recursos enviados por el Estado solo alcanzan para el pago de docentes.

En precarias condiciones reciben las clases cerca de 30 mil estudiantes matriculados en las diferentes instituciones educativas públicas del departamento de Córdoba, especialmente las que se encuentran en las zonas rurales.

Hermen Martínez, presidente de la Asociación de Maestros de Córdoba, aseguró que unos 30 mil estudiantes matriculados en las diferentes instituciones educativas del Departamento, se encuentran en salones que presentan condiciones precarias en materia de infraestructura.

Según lo denunciado por el gremio docente, no solo falta el mantenimiento de la infraestructura, también se requiere la construcción de laboratorios, bibliotecas e incluso escenarios deportivos en los que los menores puedan desarrollar sus competencias.

“El 60 por ciento de las instituciones educativas rurales públicas del departamento de Córdoba se encuentran en precarias condiciones. Los más afectados son los estudiantes, no solo desde lo logístico, también por el riesgo al que se exponen al estar cerca de las debilitadas estructuras”, asegura el líder sindical.

Uno de los casos puntuales con relación a las fallas en infraestructura fue denunciado en la vereda Naranjal Arriba, en la institución educativa que lleva el mismo nombre, en la zona rural del municipio de Moñitos, donde 58 niños de cuatro grados diferentes tienen que improvisar las clases en un kiosco, porque los salones del plantel se están cayendo a pedazos.

La sede educativa, que fue construida desde hace 35 años, tiene matriculados 74 estudiantes. Según la denuncia de Ademacor, los menores están distribuidos en cinco salones, de los cuales solo el grado preescolar permanece apto.

En la denuncia elevada por los docentes, en el colegio Naranjal Arriba, las aulas de los grados 1° y 2°, colapsaron; y los grados 3° y 4°, presentan profundas grietas; y solo funciona el salón de preescolar, que alberga a 16 niños. Los otros 58 menores reciben clases en un kiosco donde antes hacían el recreo.

Entre tanto, la gobernadora (e) de Córdoba, Sandra Devia Ruiz, manifestó que “hay muchas deficiencias en infraestructura educativa. Los recursos que llegan del Sistema General de Participaciones o se dan para los docentes o se dan para infraestructura”.

La mandataria continuó diciendo que “lamentablemente estos recursos se encuentran dentro de una bolsa común y ahora no hay un recurso propio para infraestructura educativa y si queremos hacer inversión, tenemos que pasar un proyecto por regalías o solicitar un proyecto especial ante el Gobierno Nacional”.

Foto: Ilustración

 

Comments are closed.