ACTUALIDAD

Se agrava la crisis en Ayapel: boquete de Cara ’e Gato ya mide 300 metros

Pinterest LinkedIn Tumblr

La Defensoría del Pueblo estableció que en las últimas horas la corriente de agua del río Cauca rompió más el jarillón que protegía el municipio de San Jacinto del Cauca, Bolívar.

Tras un recorrido realizado por la comitiva regional de la Defensoría del Pueblo se logró establecer que en las últimas horas se amplió a 300 metros el boquete abierto por el río Cauca a la altura del sector conocido como Cara ’e Gato, del municipio de San Jacinto del Cauca, en el sur de Bolívar.

El reporte fue entregado ayer tras un recorrido en lancha realizado por la ciénaga de Ayapel, receptora de los excesos de agua que en temporada de lluvia se generan por parte de los ríos Cauca y el San Jorge.

“Con la Regional Córdoba recorrimos la Ciénaga de Ayapel, y logramos evidenciar la magnitud de la problemática que están sufriendo más de 2.650 familias y más de 6.000 personas a la fecha, a causa del desbordamiento del Río Cauca, por el rompimiento de la boca Cara ’e Gato”,  precisó la entidad en un comunicado de prensa.

En el recorrido, los miembros de la regional Córdoba verificaron la entrega de ayudas humanitarias y aprovecharon para pedir celeridad en los trabajos.

“Hacemos un llamado para que se atienda con celeridad el cerramiento de Cara ’e Gato y se garantice así la protección de las comunidades. Esta boca tiene 300 metros de apertura actualmente y crece con el paso de los días, lo que se traduce en una emergencia humanitaria de grandes proporciones, que al no ser atendida de manera prioritaria, causaría daños colaterales incalculables en las comunidades”, puntualizó la Defensoría.

Por otro lado, desde la Alcaldía de Ayapel se ha insistido en la necesidad de acelerar los trabajos que se realizan para el cierre de los diferentes boquetes abiertos por el río Cauca, y cuyas aguas inundan a esta población del sur de Córdoba y a otros 10 municipios de La Mojana.

En charla con las directivas de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, Ungrd, el alcalde de Ayapel, Isidro Vergara Farak, manifestó que los trabajos avanzan muy lentamente por lo que las aguas ya inundan gran parte de la zona rural y comenzaron a llegar al casco urbano.

Ayapel tiene más de 10 mil afectados, equivalente a unas 2.650 familias, y el municipio reporta pérdidas por valor de $17.800 millones de pesos representados en cultivos y ganado.

Cabe indicar que luego de inundar gran parte del sector rural, las aguas comenzaron a incursionar en la zona urbana.

Comments are closed.