ACTUALIDAD

El obstáculo de liderar siendo mujer

Pinterest LinkedIn Tumblr

Las mujeres han sido luchadoras y defensoras de la tierra y del territorio, se han puesto al frente de sus comunidades y durante años han proclamado la necesidad constante de enamorarse de su identidad. Sin embargo, las visiones antiguas y machistas siguen ligando a las mujeres a ámbitos privados y a las labores del hogar, poniendo en duda sus conocimientos y capacidades como lideresas y presentando resistencia a la idea de una mujer en el poder.

“Durante muchos años las mujeres han sido las luchadoras de tierra, son las que se han parado por el territorio, por los derechos de las mujeres, los derechos de los jóvenes, los derechos de los niños y son las mujeres las que han venido forjando el tema de la participación, de la incidencia, del liderazgo.” – Ana González, lideresa Zenú de la organización Asproinpal.

La realidad que Ana describe no es una cuestión aislada de su comunidad.  A lo largo y ancho del caribe colombiano encontramos comunidades en las que las mujeres han sido las principales impulsadoras de la transformación y el crecimiento de sus comunidades.  Sin embargo, la desconfianza hacia ellas persiste.  Esa desconfianza y esa visión errónea que posiciona a la mujer solo en el hogar y con condiciones inferiores al hombre, no solo afecta la labor de las mujeres que hoy lideran, sino también a las niñas y las jóvenes que tienen un potencial enorme para ponerse al frente de sus comunidades, pero se ven desanimadas al escuchar lo que se dice de ellas en sus entornos.   Afortunadamente, hay mujeres indígenas, campesinas, afro, rurales, urbanas y de todas las características que se puedan imaginar, demostrando sus capacidades, e inspirando a las generaciones venideras a dejar atrás las ideas machistas que limitan su potencial.

Jemima Chica Herrera, gobernadora del cabildo indígena Zenú-Tierra Santa, municipio de La Apartada, Córdoba, es ejemplo de esta resistencia y víctima de la desconfianza por ser mujer.   Aunque hoy ejerce uno de los papeles más importantes dentro de su comunidad, algunos de los mayores se resisten a ser guiados por una mujer joven.  Ven en esa característica, un sinónimo de debilidad e inexperiencia.  Lo que no ven, es la trayectoria de una mujer que desde niña ha liderado procesos por el bienestar de las comunidades, una mujer que se ha rodeado de personas que aportan positivamente a su labor, y que a pesar de las adversidades sigue comprometida con lo que sueña: una comunidad con educación, tierra y bienestar.

“A mí me gusta esto (liderar), y cuando te gusta esto no importan los tropiezos, tu vas adelante, no importa contra viento, marea, amenazas en contra tuya, lo que sea, pero cuando uno ama lo que hace, eso lo ayuda a uno a levantarse cada día, y saber lo que se quiere y la visión que se tiene con el trabajo.”  – Jemima Chica, Gobernadora Cabildo Tierra Santa.

Las organizaciones de mujeres abren espacios de trabajo conjunto en los que las mujeres ven la oportunidad de salir de los roles impuestos.  Dichas organizaciones, impulsadas por espacios de diálogo, las ponen en el centro de la conversación y les permiten compartir sus experiencias de vida, facilitando la transformación de estas actitudes machistas y la construcción de una comunidad en la que las mujeres logran ser apoyadas, reconocidas y motivadas en su labor.

Cada organización trabaja con su propia visión en mente, sin embargo, muchas de estas organizaciones de mujeres luchan por la conservación de la cultura, la apropiación, el cuidado y el buen trabajo de la madre naturaleza; y de la conservación y lucha por las aguas vivas; soñando en que todo esto a futuro permita que cada familia que hace parte de la comunidad pueda ser autosuficiente y autosostenible.

Es necesario recorrer el camino para la superación de los prejuicios hacia los líderes y las lideresas sociales. Una parte importante de este camino se centra en el reconocimiento de la labor y la capacidad de las mujeres.  Ellas y la historia ya han demostrado lo que se puede lograr cuando se trabaja en conjunto, sin excluir a nadie.  La campaña Somos Tierra y Territorio invita a seguir caminando en este sentido para fortalecer cada vez más las iniciativas sociales.

Conozca más sobre las historias de liderazgo social en: www.gttcordoba.org/somos-tierra-y-territorio

Comments are closed.