CÓRDOBA

Musa Besaile, dispuesto a revelarle a la JEP los secretos paramilitares de Córdoba

Pinterest LinkedIn Tumblr

El exsenador quiere acogerse a la jurisdicción especial, algo que a muchos no gusta en ese departamento donde el clan Besaile aún maneja los hilos del poder.

Un documento de seis páginas condensa la propuesta del exsenador Musa Besaile Fayad para aterrizar en la Jurisdicción Especial para la Paz.

Fue radicado con total hermetismo el pasado 19 de diciembre y entre sus compromisos para contribuir a la verdad del conflicto está la almendra del debate. Lo más jugoso de su oferta es que asegura estar dispuesto a revelar «su conocimiento o relación con los paramilitares del Bloque Córdoba».

Se trata de una de las facciones con mayor poder de las autodefensas, cuya génesis patrocinó todo tipo de violencias de la casa Castaño y de Salvatore Mancuso a mediados de los años 90.

En ese sentido, Besaile sostuvo en un documento firmado con su puño y letra que quiere contar la relación de otros políticos de Córdoba con el paramilitarismo entre 1998 y 2006; develar por qué se dieron esos vínculos y qué se logró políticamente con esa alianza.

Y, además, Besaile se comprometió a ampliar el catálogo de implicados del Cartel de la Toga. Es decir, cómo funcionarios de la rama judicial torcieron expedientes, engavetaron órdenes de captura o filtraron información reservada a sus investigados a cambio de dinero.

«Indicaré quiénes, cuándo, dónde y por qué», señaló Besaile, actualmente detenido en el Batallón de Policía Militar número 13, ubicado en Puente Aranda en Bogotá.

El ventilador prometido de quien fuera en el 2014 el segundo congresista más votado de Colombia, con más de 145 mil votos, todavía es analizado por la JEP pero parece tener las claves de la parapolítica y la corrupción en Córdoba.

Comments are closed.