CÓRDOBA

Supersalud ordenó intervención administrativa del Hospital San Jerónimo de Montería

Pinterest LinkedIn Tumblr

Las autoridades informaron que la medida se toma para garantizar la continuidad del Hospital San Jerónimo de Montería que, según la entidad interventora, presenta un déficit financiero y graves fallas en la praxis médica.

Montería. Una delegación de la Súper Intendencia Nacional de Salud, en compañía de la Policía Metropolitana, llegó hasta las instalaciones del Hospital San Jerónimo de Montería, el principal centro médico de Córdoba, para poner en marcha una intervención administrativa.

El procedimiento jurídico fue iniciado en la tarde de este lunes 4 de febrero, en el hospital ubicado, en la calle 22 con carrera 14, sobre la avenida circunvalar, en Montería.

El Superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal Ángel, indicó que “la decisión se fundamenta en las fallas identificadas que ponen en riesgo la prestación de los servicios de salud a los usuarios, como consecuencia del deterioro de las condiciones prestacionales, jurídicas y financieras”.

Según la decisión, la intervención sería por un tiempo de seis meses “será un periodo perentorio en el cual se definirá el futuro del centro asistencial, de acuerdo con el análisis de su sostenibilidad”, aseguró Aristizábal Ángel.

Tras la intervención, fue removido del cargo el actual gerente (e) del hospital, Juan Carlos Cervantes, quien había asumido funciones tras la salida de Isaura Hernández, exgerente titular, quien renunció a su cargo luego de saberse investigada por la Procuraduría. Así las cosas, el Superintendente de Salud designó al abogado Omar Alexander Prieto, quien ejercerá las funciones de Agente Especial Interventor.

Entre los hallazgos que dieron origen a la medida de intervención se encuentran: la entrega de  medicamentos vencidos, no hay un seguimiento al control de infecciones y tampoco se hallaron evidencias del mantenimiento a los equipos biomédicos, lo que puso en riesgo la vida de los pacientes.

De igual manera en el informe entregado a la opinión pública se hace referencia al incremento de los pasivos de la entidad ha crecido en un 19%, a junio de 2018, los pasivos ascienden a la suma de $55.978 millones de pesos, en comparación con el años 2017, que cerró con $47.026 millones.

En el aspecto financiero también fue criticada la forma como se hizo la planeación en la contratación de los suministros, medicamentos e insumos médicos, hechos que según los entes de vigilancia no garantizan una efectiva prestación de los servicios de salud a los usuarios, entre otros reparos.

Cabe recordar que esta es la tercera intervención que se le hace al Hospital San Jerónimo de Montería por causa de los malos manejos administrativos. Este centro médico por su infraestructura es el encargado de recibir a los pacientes de la capital cordobesa y del resto de hospitales del Departamento.

Comments are closed.