ACTUALIDAD

La variante delta del Covid ahora azota a Wuhan, ciudad donde comenzó todo

Pinterest LinkedIn Tumblr

China había logrado reducir los casos locales prácticamente a cero, lo que permitió que la economía se recuperara y la vida volviera en gran medida a la normalidad.

La ciudad china de Wuhan, cuna del covid-19, anunció el martes test masivos a toda la población por el avance de la variante delta, altamente contagiosa, que provoca confinamientos en todo el mundo y disparó las hospitalizaciones en Estados Unidos.

El virus está regresado con fuerza, alentado por el estancamiento de las tasas de vacunación y las nuevas variantes, incluso en países como China, que creían haber superado lo peor de la pandemia.

El gigante asiático había logrado reducir los casos locales prácticamente a cero, lo que permitió que la economía se recuperara y la vida volviera en gran medida a la normalidad.

Pero un nuevo brote de la variante delta, que se propaga rápidamente, llegó a docenas de ciudades a partir de un foco de contagios entre los trabajadores de la limpieza del aeropuerto de Nanjing y provocó una cadena de casos en todo el país.
En Wuhan –donde el virus apareció por primera vez en diciembre de 2019 y que vivió un duro confinamiento en los primeros meses de la pandemia– las autoridades anunciaron un programa de test masivos para los 11 millones de habitantes.

Y en toda China, las autoridades confinaron ciudades enteras, cortaron líneas de transporte y están haciendo millones de test para luchar contra el mayor brote de coronavirus en meses.

En Australia millones de personas también tienen restringido el movimiento y el lunes las tropas salieron a las calles de la mayor ciudad del país, Sídney, que entra en su sexta semana de un confinamiento que se prolongará hasta finales de agosto.

Las autoridades de la ciudad están luchando para detener la propagación de la variante delta en la ciudad, con más de 3.600 casos registrados desde mediados de junio, e intentan asegurarse que los residentes cumplan el confinamiento.

Con alrededor del 15% de los 25 millones de australianos totalmente vacunados, las autoridades siguen apostando por los confinamientos para frenar el virus.

Comments are closed.