PRIMER PLANO

Gecelca prevé la gasificación de carbón para generar energía

Pinterest LinkedIn Tumblr

Enmarcada en el proceso de diversificar su oferta energética y mitigar las emisiones de Dióxido de carbono en su generación, la Generadora y Comercializadora de Energía del Caribe, Gecelca, viene analizando la posibilidad de implementar el proceso de convertir el carbón en gas.

Se trata de una tecnología que se viene aplicando en países como China, Japón y Canadá y que consiste en transforma químicamente el carbón en un gas natural sintético o gas de síntesis para generar energía térmica.

“Es una tecnología que existe, ha madurado, es una posibilidad que a mi juicio no hay que descartarla”, planteó el presidente de la compañía, Andrés Yabrudy (foto), quien agregó que habría que revisar y mirar las lecciones que se puedan aprender en estos próximos dos o tres años, “la necesidad o no de poderla tener”.

También considera probable que se siga requiriendo durante un tiempo este tipo de generación por el tema de la estabilidad en los sistemas, al igual que la inercia que estos deben tener para poder garantizar la continuidad operativa en la prestación del servicio en un sistema interconectado.

Además, la intensidad de la emisión de una planta que funcione con gas de síntesis, o gasificando el carbón, se asemeja mucho a una central de generación térmica de ciclo combinado a gas y por ende se vuelve banqueable, entre otros por la banca multilateral japonesa. Es decir, que un proyecto de esta naturaleza tiene grandes posibilidades de ser financiado.

En el mundo hay unas 10 centrales de gas de síntesis, con una capacidad entre 500 a 600 megavatios. Son costosas en inversión, pero es mucho más económico producir energía con ellas.

Gecelca suscribió hace cinco años un convenio con empresas del gobierno japonés para revisar el tema y se avanzó pero no lo suficiente, pero lo cierto es que Japón desarrolló la tecnología y está gasificando el carbón.

El proceso

El proceso se lleva a cabo en un gasificador, en el cual se produce la transformación de una materia prima en estado sólido o líquido en un gas con un poder calorífico moderado. Esto se da gracias a la aplicación de calor, de un agente gasificante y bajo unos niveles de oxígeno restringidos.

Los expertos también definen esta tecnología como la inyección de una materia prima sólida o líquida (normalmente carbón en forma líquida) en un reactor gasificador, junto con oxígeno y vapor a mayor temperatura.

En las condiciones de temperaturas y presiones elevadas que se dan dentro del gasificador, la materia prima reacciona con el vapor y el oxígeno en una atmósfera reductora para producir gas de síntesis compuesto de CO y H2 y con menores cantidades de CO2 y metano.

La mejora de las capacidades de eliminación de sulfuro y mercurio de las tecnologías de gasificación validadas actualmente, convierten a los ciclos combinados con gasificación integrada en una alternativa intrínsicamente más limpia a las centrales eléctricas de caldeo de carbón.

Vía La Libertad

Comments are closed.