Ejército compró para Fuerzas Especiales visores nocturnos que resultaron ser de cacería

Ejército compró para Fuerzas Especiales visores nocturnos que resultaron ser de cacería

La Contraloría General de la República adelantó una auditoría al Ejército y halló una posible pérdida de recursos de $2.318 millones de pesos, por la compra de 52 visores nocturnos que son utilizados para deportes extremos y no para uso militar.

La investigación inicial permitió establecer que los elementos adquiridos por la agencia de compras de la Fuerza Aérea Colombiana que es la encargada de adquirir los equipos para las Fuerzas Militares de Colombia en Miami son los que usan los deportistas extremos, para alpinismo, montañismo y cacería y no los que usan las fuerzas especiales de seguridad norteamericanas, cuya referencia había sido requerida por el Ejército.

La compra de los visores ascendió a la suma de 730.000 dólares de la época que inicialmente contemplaba que estos elementos iban a ser usados por la Unidades de Fuerzas Especiales en operaciones militares.

Los que requería el Ejército son del nivel 1 que son destinados para uso exclusivo de las Fuerzas de Seguridad de los Estados Unidos y los equipos adquiridos son de nivel 3, por lo que la compra fue irregular.

Al realizar la Auditoría Financiera al Ejército Nacional, la evaluación técnica determinó que “los visores nocturnos revisados durante el peritaje no se consideran equipos de especificación militar, pues su denominación la refieren como CK-1500 y esa referencia no existe en ningún manual técnico de mantenimiento, los cuales deben ser expedidos por los fabricantes de los visores nocturnos, homologados también por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y la Armada de los Estados Unidos”.

En los próximos días, la Contraloría determinará los presuntos responsables de esta negociación y los llamará a imputación de responsabilidad fiscal, de ser el caso.

CATEGORIES
Share This