Opinión | Avanza nueva reforma tributaria

Opinión | Avanza nueva reforma tributaria

Por Jairo Alvis Cuevas*

La gente ya no come cuentos a este malsano gobierno. Avanza firmemente la octava reforma tributaria, disfrazada esta vez de Proyecto de Ley de Solidaridad Sostenible, anteriormente las camuflaron como Plan de Desarrollo, Ley Anti trámites, Ley de Turismo, Ley de emprendimiento y Ley de Cultura. Creen que con el mero cambio de nombre y no llamarlas como debe ser reformas tributarias, le van a imprimir a las mismas, ese mensaje populista que reflejan sus nombres.

Como todas las reformas tributarias, ésta igualmente su objeto es supuestamente optimizar la política fiscal, disque para consolidar una infraestructura de equidad en un marco de sostenibilidad de las finanzas públicas. que contribuya a fortalecer la política de erradicación de la pobreza a través de la articulación de los siguientes instrumentos:

La redefinición de la regla fiscal.

El fortalecimiento y la focalización del gasto social.

La redistribución de las cargas tributarias y ambientales.

La adopción de medidas presupuestales para la adecuada adopción de la propuesta

Al igual que todos los objetos de las reformas anteriores, éste luce aparentemente atractivo y justo, pero todos sabemos, que cuando llegamos al fondo de la tan cacareada reforma, no es más que de lo mismo: una reforma volcada contra la clase media y hacia las personas de bajos ingresos. Y lo que es peor, la corrupción pública absorbiendo todos esos ingresos. ¡Pueblo despierta!

Veamos solamente las variaciones que se nos viene sólo en los requisitos para quedar obligado a declarar renta, en el caso de las personas naturales. El año pasado la UVT valía 35.607 y pasó este año a 36.308, pero no es el aumento de la UVT lo que preocupa, sino la reducción de las cantidades mínimas de UVT para quedar obligado a declarar:

                                                                                  HOY               PROY. REFORMA

Ingresos brutos del año, consumos en

Tarjetas de crédito, compras y consumos

y consignaciones bancarias superiores a        $49.849.800        $14.523.200

Patrimonio bruto a diciembre 31                      $160.231.500          $89.017.500

Lo más injusto de estas iniciativas es la reducción del mínimo de ingresos, de compras, consumos, usos de tarjetas de crédito y de consignaciones bancarias. Pasa de $49.8 millones a sólo $14,5 millones, dejando obligados a declarar renta a quienes reciban ingresos mensuales de $1.210.250, casi el salario mínimo legal mensual vigente. Esto es un atropello a la clase trabajadora, por no decir un vil atraco. Y no solo esto, sino que en la reforma proyectan gravar bienes de la canasta familiar. Esto es un absurdo, pero claro si el propio ministro cree que una docena de huevos vale $1.800, también creerá que la canasta familiar no pasa de $36.000 y por esto es que creen que en Colombia no hay pobreza absoluta. ¡Estamos muy grave! Se necesita un despertar de la gente, esto no puede seguir por este camino. ¡Busquemos nuevas alternativas!

Los que equivocadamente aplauden todo lo del gobierno, ahora dicen que la gente va a quedar obligada a declarar, pero que no pagará impuestos. Lo que no entienden es que a las personas que superen estos topes les van a clavar unas tarifas y tablas de impuestos muchos más gravosas que las anteriores y a la mayoría les descontarán los impuestos vía retención en la fuente, con la cual no le permiten a los trabajadores ningún tipo de deducciones.

Y ni para qué hablar de los gravámenes a las pensiones, la comparación de las tablas de retención en la fuente, peajes dentro de las ciudades, las tarifas de renta para personas naturales, ni de comparación de tablas de impuestos. ¡Esto es el apague y vámonos! Y ahora, ¿Quién podrá defendernos?

*Consultor
AG Gestores y Consultores de Desarrollo Empresarial- AGecode
Carrera 59 # 64 – 161 Apto. 4A Edificio Balcones del Prado
Celulares: 312 6870225 Fijos: 3065255
Barranquilla Atlántico Colombia
CATEGORIES
Share This