OPINIÓN

Opinión | Gustavo Petro, propuestas concretas y soluciones claras para las necesidades de Colombia, sus ciudadanos y el mundo

Pinterest LinkedIn Tumblr

Por Marcos Velásquez.

Gustavo Petro fue entrevistado el pasado 21 de noviembre por Armando Neira, editor político de El Tiempo.  Allí, Petro planteó dos posiciones claras, abiertas y progresistas dentro de su plan de gobierno, una vez empiece su mandato el 8 de agosto de 2022.

Me permito esclarecer lo que Petro habló, dado que una de las estrategias que se está utilizando para desviar la atención del elector, es generar confusión alrededor de las palabras y las propuestas que él expone.

De modo particular, cuando no han podido generar controversia ante la contundente, clara y abierta posición de su proyecto político, se están amañando en la ironía y en la exaltación mal intencionada de su saber y conocimiento, para generar distracción y dudas al no estar a la altura del debate y las propuestas del contendor.

Qué dijo Petro sobre la Contratación de EXPLORACIÓN de petróleo.

Gustavo Petro, expuso que en su gobierno tomará medidas de tipo económico para encausar al país en una visión progresista que permita la transición hacia las exigencias necesarias dentro del debate global de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) en Glasgow y la construcción de la paz.

Planteó que <<cesa la contratación de exploración de petróleo en Colombia, para ir hacia una economía productiva, no extractivita, que preparará una transición tranquila pero segura>>.

Petro se refirió a la contratación de exploración de petróleo, lo que quiere decir que a partir del 8 de agosto de 2022, los contratos vigentes en esa área tendrán que culminar y una vez finalice su objeto contractual, no se renovarán ni habrá más exploraciones.  Esto implica que Colombia será un país que respeta las medidas de la COP26 e inicia una adaptación necesaria para entrar al sistema de generación de energías limpias.

Neira indagó en su entrevista por el valor de las acciones de Ecopetrol y los intereses económicos de sus accionistas, quienes ven con malos ojos esta decisión.

Al tener una mirada cortoplacista del valor de las acciones de Ecopetrol, Gustavo Petro respondió que <<si Ecopetrol sigue pensando en petróleo, las acciones van a cero [mientras que nosotros hemos propuesto que] Ecopetrol sea la gran generadora de energías limpias de Colombia y de América Latina, [ello implica que] sus inversiones, hechas en el pasado, crecerán>>.

De otro modo, para quien no está en la lógica del Cambio Climático y sus consecuencias irreversibles a nivel global, si no se toman las medidas apropiadas lo antes posible, pensar en el petróleo o en las fuentes extractivas de energía es la única alternativa, dado que miran el panorama económico y del ecosistema a través del espejo retrovisor, ya que de este modo les ha funcionado la economía que les ha brindado su estabilidad financiera hasta el momento.

Sin embargo, comprender la realidad y aceptar la adaptación (que no es fácil este real), permite no solo convertir a Ecopetrol en una empresa vanguardista, sino salvar su historia, sus aportes al país, al igual que sus acciones.

Temas álgidos con soluciones concretas: Empleo y Fuerzas Armadas.

Quien no quiera aceptar que en este momento de la historia de Colombia y a raíz de la pandemia y las dinámicas económicas que esta generó a nivel global, existe una crisis en materia de empleo, es porque su egoísmo lo blinda como mecanismo de defensa a comprender la realidad de los demás o porque el miedo a poner en tela de juicio la cosmovisión en la que ha convivido a partir de su nacimiento, hace que niegue una dramática situación que aqueja a las familias del campo y de la ciudad.

Pensando en tan apremiante realidad y comprendiendo que Colombia tiene elementos para dar solución al cuello de botella en el que ha caído el país en materia de empleo a raíz del sistema y la crisis económica global, Petro plantea como estrategia de gobierno <<subir los impuestos a las importaciones de cuatro ramas agrarias e industriales (producción de alimentos en el agro colombiano, transformación industrial de alimentos en Colombia, textiles y confecciones, cueros y confecciones del cuero) para defender la economía nacional y generar millones de puestos de trabajo hacia adelante>>.

Más que una propuesta concreta, viable y sensata, es una decisión de gobierno de cartas abiertas que permite aclarar que se está pensando desde el inicio en soluciones para los campesinos y los ciudadanos.  En una palabra, se piensa en una Colombia empleada que permite una convivencia pacífica.

Por otra parte, Gustavo Petro plantea para las Fuerzas Armadas de Colombia, una visión que les permita convertirse <<en el instrumento estratégico de la seguridad>>, tomando esta como <<seguridad humana, es decir, se mide en vidas.  Según las circunstancias actuales (lucha contra el cambio climático, la defensa de la selva amazónica y el agua de Colombia) implica una profesionalización de las Fuerzas Militares para cumplir estos objetivos>>.

Se reivindica la labor de las Fuerzas Armadas a través de <<la profesionalización de las fuerzas militares>>,  planteando que <<un soldado pueda tener sueldo, pueda hacer carrera militar -si las circunstancias lo permiten, ser General-, sin barreras entre oficiales y soldados, y que pueda tener una educación superior otorgada por el estado a cambio de sus servicios>>.

En otras palabras y sin restarle a sus funciones básicas, más, reconociendo su labor y dignificándolo, se piensa en los integrantes de las Fuerzas Armadas, desde una visión humana que permite construir paz, respeto y equidad en un país que se ha acostumbrado a la guerra, a la zozobra o a la disputa a falta de propuestas, argumentos o soluciones pensadas para el ciudadano.

TIPS para no sufrir.

  1. Cuando no hay discurso ni formación con visión política y de gobierno, la estrategia de ocultar dicho real en el sujeto es atacar. Por ello, en esta campaña electoral, se busca de modo pendenciero bajar el discurso a una pelea, con el objetivo de hacer que la dinámica se centre en lo que dominan y con ello ocultar la falta de formación histórica, filosófica, económica y política que los aborda.
  2. Colombia necesita respuestas concretas a problemas concretos, ello exige pensar de modo reflexivo en el momento histórico en el que se encuentra la humanidad, dado que si no se toman medidas ahora, no habrá otra oportunidad para las futuras generaciones (Esto lo planteo de manera ponderada, no desde una visión apocalíptica o negativa, sino desde el real que implica el futuro de las próximas generaciones de nuestra humanidad y el ecosistema).

Facebook: https://www.facebook.com/profile.php?id=100061825363935

Twitter: @MARCOS_V_M

Comments are closed.