Opinión | Perdidas evitables en contrato vía La Apartada a Montelíbano

Opinión | Perdidas evitables en contrato vía La Apartada a Montelíbano

Por: Jairo Alvis Cuevas*

Bueno, al parecer no todo ha sido malo en estos tiempos de cuarentena, pese a una inexplicable demora, el alcalde y el contratista por fin liquidaron el contrato y el gobernador se dispone a conseguir de nuevo los recursos para financiar la Rehabilitación de la Vía de La Apartada- Montelíbano. Da una sensación de alivio, al menos no se perdió toda la plata, pero ¿A cuánto ascenderían las perdidas evitables?

En el auto encierro que produce la pandemia, el pensamiento se libera con tanta facilidad, que lo lleva a uno hasta lo inimaginable, a la exclusividad, a lo etéreo o simplemente a deambular en el espacio y el tiempo.

Tanto, tanto, tanto se ha hablado de ese bendito, pero fallido contrato de Rehabilitación de la Vía La Apartada – Montelíbano que me puse a darle rienda suelta a mis pensamientos que me llevaron a preguntarme que, como en todo negocio, se juega, se arriesga, se gana o se pierde plata, ¿Cuánto se jugaría en todo este entuerto?

Pues bien, sin ser un experto en la materia, ahí le van mis cuentas de a cuánto ascenderían las pérdidas que se pudieron evitar, si se hubiesen cumplido los requisitos claramente establecidos:

Estudios y Diseños: $200.000.000

Gestión del proyecto, que incluye lleno de MGA, fichas, Viajes a Bogotá, elaboración del proyecto, comunicaciones, Impresiones, encuestas, registros fotográficos etc.: $200.000.000

Elaboración de propuestas de los múltiples participantes en los procesos licitatorios, pólizas de seriedad, tiempo de profesionales, impresiones, etc.:            $250.000.000

Negociaciones no públicas, ¿cómo voy yo? (CVY), coimas, yo también como (YTC), vacunas y demás: $3.000.000.000

Legalización de contratos, pólizas, viáticos: $ 50.000.000

Ejecución del contrato, desplazamiento de equipos, campamentos, nóminas, combustibles, implementación de manejo de tránsito, etc. $500.000.000

Lobby para recuperar recursos liberados, viajes a Bogotá, conceptos jurídicos, participación de congresistas etc. $200.000.000

Perjuicios a la comunidad por Responsabilidad extracontractual del contratista, accidentes provocados, reparación de vehículos, etc.  $200.000.000

Daños causados a la vía, pérdida de la carpeta asfáltica existente, deterioro de la actual sub base. La gobernación retoma proyecto, pero ahora disque vale cerca de 23 mil millones, antes costaba 18.6 o sea sobrecosto por……   $4.400.000.000

TOTAL PLATA PERDIDA           ……………………………………            $ 9.000.000.000

Y lo que es peor, podrían perderse otros CINCO MIL QUINIENTOS CUARENTA Y SIETE MILLONES si el municipio no se defiende como debe ser. Miren este riesgo:

La ejecución real es del 1% y el contratista cobra un 25%, Dios quiera que el municipio no pague eso, pero están en juego:                                 $4.417.000.000

El contratista reclama indemnización por un supuesto perjuicio y ahí están en juego, nada más y nada menos que:                                                               $830.000.000

Honorarios de abogados para la defensa del municipio                      $300.000.000

Y faltarían las pretensiones del interventor. ¡SALVENOS DIOS!

¡Plop! Me fui como condorito. La no despreciable suma de catorce mil millones, quinientos cuarenta y siete pesos, nos pudimos evitar. Qué decepción abrigué al sumar esta cifra y qué rabia e impotencia sentí cuando todo esto se pudo evitar con la simple solicitud de un papelito que el alcalde anterior y la secretaria técnica del OCAD municipal no quisieron hacer por sentirse sobrados y pensar que eso les traía réditos políticos y seguramente económicos. ¿Pero lo consiguieron?

Ahora, más rabia da cuando los ensalzados entes de control han brillado por su ausencia, no se han dado ni por enterados, y se pregunta uno: ¿A quién están complaciendo? Bueno, pero más miedo me da, si alguien sigue sumando en esta lista de pérdidas evitables y Dios no quiera que se vayan a sumar pérdidas de vida por tan mal estado en que nos dejaron nuestra vía.

“Cada uno cuenta la feria según le va en ella”, pero para mí, desde la lejanía, esa platica se perdió.

*Consultor
AG Gestores y Consultores de Desarrollo Empresarial- AGecode
CATEGORIES
Share This