Opinión | Perlitas de la reforma pensional

Por: Jairo Alvis Cuevas*

Definitivamente en Colombia tenemos un gobierno al servicio de los grandes empresarios, en especial de los dueños de los fondos de pensiones y de los establecimientos bancarios. No se conforman con manejar miles de millones de pesos por los supuestos ahorros individuales, que lucran durante muchos años y que en muchos casos al final se apropian de estos recursos, sino que ahora proponen eliminar el Régimen de Prima Media con prestación definida.

Para su conocimiento el Régimen de Prima Media con prestación definida es un sistema de pensión que está a disposición por parte del estado y por medio de la empresa “Colpensiones”. Mediante este sistema los afiliados obtienen su pensión de vejez, invalidez o la devolución de saldos para otros casos.

En esta nefasta reforma este “gobierno” dice que no va a aumentar la edad (57 años para mujeres, 62 para hombres) ni las semanas que exige la Ley para pensionarse, pero propone aumentar el porcentaje de aporte del 16 al 20%, pretendiendo aumentar la disponibilidad de los flujos de caja de los fondos de pensiones privados, buscando para ellos una mayor rentabilidad a través de su portafolio de inversiones, afectando cada vez más el bolsillo de los colombianos.

La justificación del aumento de los aportes es el supuestos incremento de los ahorros de las personas. No señores, lo que busca este “gobierno” es aumentar las arcas de los dueños de los fondos. Recuerden que estos fondos privados pensionan muy poco, el número de pensionados es mínimo y cuando lo hacen las mesadas pensionales son exageradamente inferiores a las mesadas que paga hoy Colpensiones.

Otra trampa de los “ilustres reformadores” es decir que Colpensiones no desaparecería. Eso es cierto, la reforma no contempla su desaparición, pero se mantendría operando en las condiciones de un fondo privado y no como Régimen de Prima Media. Este es el atraco más grande que se le puede hacer al pueblo colombiano, el cual lo profundizarán porque lo más probable es que de inmediato procederán a la privatización de esta entidad y ya saben ustedes en manos de quienes va a quedar.

Son tan evidentes el “gobierno” y los partidos que lo acompañan en esta avanzada reprensible, que aplazaron la presentación de esta reforma para después de las elecciones, porque son conscientes que el pueblo colombiano los castigaría en las urnas, si lo hicieran antes. Así de seguros están de que lo que hacen va en contra de los intereses de las clases trabajadoras y en general de las personas que luchan por una pensión. Esto es un despojo al bolsillo del pueblo, por este motivo es necesario reaccionar e impedir que estos “políticos” terminen por enterrar a Colpensiones como fondo público, entregándoselo a los financiadores de sus campañas políticas.

Es necesario que la sociedad civil esté atenta al trámite de esta reforma pensional, la cual hábilmente no la llaman así, sino Reforma de Protección a la Vejez, para disfrazarla, igual como hicieron con la famosa ley de financiamiento, que no fue más que una reforma tributaria. Así que nos corresponde a toda la sociedad civil pronunciarnos en contra de semejante adefesio que pretende este “gobierno”.

*Consultor

AG Gestores y Consultores de Desarrollo Empresarial- AGecode
CATEGORIES
Share This