ACTUALIDAD

¿Qué riesgos tiene aguantarse un estornudo?

Pinterest LinkedIn Tumblr

Los estornudos suelen ser expulsiones de aire acumulado en los pulmones que salen por boca y nariz, como parte de un reflejo que puede estar provocado por infecciones en las vías respiratorias, o agentes externos que provocan reacciones alérgicas.

Es increíble, pero al estornudar el aire expulsado puede salir a una velocidad que, de reprimirse, es capaza de causar serios estragos al interior del cuerpo debido a la presión acumulada.

Es por esto que los expertos recomiendan no aguantar las ganas de estornudar, pues esto podría traer graves consecuencias. Sin embargo, es fundamental cubrirse boca y nariz con tapabocas o con el antebrazo, para no expulsar partículas contaminadas a quienes se encuentren alrededor.

Consecuencias de aguantarse un estornudo

Entre las consecuencias más frecuentes de aguantar el estornudo se encuentran el sangrado nasal, el mareo, la inflamación en el tímpano, el dolor de cabeza, posibles hemorragias en los ojos, molestia en las fosas nasales y una cantidad de aire atrapada en el tórax.

Además, un insólito caso registrado en Inglaterra demostró que aguantar el estornudo puede causar una grave ruptura en los tejidos de la garganta, esto por la presión del aire represado.

El daño vivido por un hombre de 34 años sorprendió a los médicos, quienes descubrieron que impedir este reflejo natural del cuerpo puede llegar a causar, incluso, un aneurisma cerebral, lo que puede dar lugar a una hemorragia.

El hombre que sufrió la ruptura de tejido se dio cuenta luego de presentar drásticos cambios en su voz, presentar hinchazón en el cuello y dolor al tragar. Además, aseguró a los médicos que sintió una especie de “explosión” en su cuello tras reprimir el estornudo.

Tras hacerle una radiografía, los doctores notaron que el aire se filtraba por la tráquea del hombre, hacia los tejidos blandos del cuello y la espalda. Por tal motivo tuvieron que alimentarlo mediante una sonda durante una semana.

Comments are closed.