PRIMER PLANO

Ganaderos del San Jorge afectados por delicada situación de orden público y extorsión

Pinterest LinkedIn Tumblr

Región. Una gran preocupación manifiestan los ganaderos de la región del San Jorge por la incidencia que tiene el orden público en la actividad, debido a que la realizan en medio de la extorsión y del enfrentamiento de los grupos armados ilegales.

Así lo manifestó Alejandro Peláez, presidente del Comité Ganadero del San Jorge –COGAN-. Para el dirigente la extorsión y la inseguridad son los dos lunares para los productores lo que perjudica su negocio y lo hace inviable en materia económica.

“La extorsión no cesa e incluso ahora cobran vacuna de $200.000 por cada camión que salga cargado de ganado de alguno de los municipios”, sostuvo.

Por su parte el orden público es algo crítico debido al enfrentamiento permanente entre los grupos armados ilegales establecidos en la región y los nuevos que han llegado a la misma.

La guerra entre el Clan del Golfo y los Caparrapos, tiene azotado el Bajo Cauca y el sur de Córdoba.

Desplazamientos

Peláez enfatizó que debido a esta situación se registran diariamente desplazamientos de pequeños ganaderos particularmente de los municipios de Puerto Libertador y de San José de Uré.

“Los productores se ven obligados a abandonar sus tierras y sus animales y salir de la zona sin recursos, porque temen que resulten asesinados. También lo hacen para proteger a sus familias”, agregó.

Se deben gestionar diversos tipos de apoyo a los pequeños productores para que estén lo mejor posible aun en medio de esa crítica situación.

Ahí es donde uno tiene que trabajar como agremiación, de hecho ese es el fin de un comité de ganaderos, tratar de ofrecerles y gestionarles soluciones en todo lo que intervenga en su entorno productivo.

“A la gente casi no le gusta entrar en esas zonas, pero es una tarea que hay que hacer sobre todo porque son pequeños productores, la mayoría con parcelas entre 10 y 15 hectáreas, que no cuentan con apoyo de una entidad que los represente como tal”, expresó.

De acuerdo con el empresario, al terminar el año 2018 y comenzar el 2019 se registró un brote de violencia muy grande entre Puerto Libertador, Uré y Montelíbano.

En lo que se refiere a la labor de la fuerza pública se nota la diferencia porque en el gobierno anterior el Ejército se notaba muy pasivo, ahora con el actual se han visto acciones de manera permanente.

“No obstante hay que reconocer que es un conflicto que lleva muchos años y se ha consolidado con el tiempo, por lo tanto, no es de fácil resolución”, resaltó el líder de Cogan.

Comments are closed.