PRIMER PLANO

Se requiere ejecución eficaz de obras en ‘Caregato’: gobernador de Córdoba

Pinterest LinkedIn Tumblr
El mandatario departamental dijo que se sumaba al grito desesperado del alcalde de Ayapel, Isidro Vergara, quien exigió soluciones definitivas.

Tras el angustioso llamado del alcalde de Ayapel, Isidro Vergara, quien denunció públicamente que la maquinaria destinada para el cierre definitivo del punto ‘Caregato’, en el río Cauca se encontraba parada mientras siguen las inundaciones en su municipio, el gobernador de Córdoba, Orlando Benítez, vía Twitter dijo que respaldaba la petición del mandatario municipal en el sentido de exigir soluciones de fondo para tapar este chorro que seguiría abierto en más de 200 metros.

“Comparto el grito desesperado del alcalde de Ayapel, quien insiste en reclamación justa por demora y mala calidad de obras de contención por inundaciones en el punto Caregato que no ha afectado social y económicamente hace 8 meses. Más que voluntad política, se requiere ejecución eficaz”, sostuvo el gobernador Benítez.

Al tiempo, manifestó que “desde la Gobernación de Córdoba seguiremos prestando toda la atención y colocación de recursos disponibles para atender esta emergencia, pero la magnitud de la misma desborda nuestra capacidad y por eso la intervención nacional es vital”.

Frente a la emergencia que se mantiene, de nuevo hubo reacciones por parte de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres – UNGRD, mediante un extenso comunicado en el que se plantea lo siguiente por parte del director de la UNGRD, Eduardo José González:

“El cierre proyectado a finales de febrero fue validado en mesas técnicas que nos permitían trabajar de esta forma y en Puesto de Mando Unificado se aprobó y socializó que el cierre se proyectaba (para el 28 de febrero) a la cota media de inundación para después hacer el realce llevándolo a la cota máxima”, dijo el funcionario.

“Es decir, estas acciones han sido de conocimiento de las entidades regionales, alcaldes, gobernadores y comunidad, buscando de esa forma lograr el primer hito que era controlar el ingreso de agua a la región. Sin embargo, luego de esa primera fase del cierre se tuvo una creciente de dos metros que nos afectó el trabajo desarrollado. Hoy, bajo el nuevo panorama, estamos haciendo el cierre, los ajustes de los realces y las reparaciones de la inestabilidad a la cota máxima, pues por las condiciones actuales y el ingreso de la primera temporada de lluvias no podemos trabajar a una cota por debajo de la modelada”, agregó el funcionario.

Asimismo, dijo que “es importante tener en cuenta que las condiciones de trabajo sobre un río como el Cauca hacen más complejas las actividades, por lo que la constante presencia de crecientes súbitas y el mal clima de la zona durante los últimos meses pueden generar ralentización en algunos puntos de los trabajos, sin que esto signifique parar o no continuar con el desarrollo de estas obras de emergencia, por el contrario, los trabajos se realizan en jornadas continuas para dar solución a esta problemática”.

Pese a lo indicado, la comunidad afectada ha insistido en que la millonaria obra le habría quedado grande a la UNGRD, pues siguen padeciendo por las inundaciones que se presentan por el boquete ‘Caregato’.

Comments are closed.