MASCOTAS

Los 10 consejos para viajar en carro con sus mascotas

Pinterest LinkedIn Tumblr

Las mascotas se han convertido en un miembro más de las familias colombianas, por lo que hoy en día es normal que viajen junto con los demás integrantes del hogar a todas partes, ya sea dentro de la ciudad o cuando se piensa en destinos un poco más largo.

Por eso es importante tener en cuenta las recomendaciones de los expertos para no tener problemas en los desplazamientos y evitar que esos pequeños miembros sufran como consecuencia de tomar las medidas necesarias para su traslado.

En este ocasión Nissan, con el apoyo de el experto en educación canina en Colombia, Mark Lee, desarrollaron una guía que ayudará a entender algunos consejos prácticos para mejorar la experiencia de viaje con los consentidos de la casa.

Cabe recordar que actualmente en el mercado colombiano existen vehículos adaptados especialmente para las mascotas como Nissan X-Trail Pets, que incorpora modificaciones que hacen más confortable la vida a bordo de las mascotas.

1. Enseñarles a subir al carro

Es más fácil cuando se enseña a través del ejemplo. Para ello, se aconseja que suba primero la persona al vehículo y a través de la correa se hace un llamado o invitación para que el perro llegue a donde se encuentre su amo.

2. Tamaño y peso de la mascota

A la hora de subir al perro al carro, depende de la condición física y contextura del perro por donde es adecuado subirlos, hay que tratar de no exigirle una subida y bajada que no está acorde a su peso y estatura; hay que evitar que hagan esfuerzos innecesarios.

Hay razas de más de 12 kilos que no se les dificulta ingresar saltando al baúl, sin embargo, en el caso de razas, por ejemplo, como Schnauzer, Bulldog francés o un criollo, que sea equivalente a estos tamaños, es recomendable subirlo por un costado del carro donde tengamos una altura que les permita subir más fácilmente a manera de escalera o en su defecto se debe levantar al perro para ayudarlo a ingresar al vehículo, esto con el fin de evitar lesiones en sus huesos y hernias en su columna.

3. Ubicación de la mascota

Dependiendo del tamaño de la mascota debe ir en un lugar específico del vehículo, por ejemplo un perro de 12 kilos en adelante puede viajar en la parte trasera de un carro o una camioneta, lo importante es que se pueda levantar en sus cuatro patas, girar 360 grados y acostarse sin tener que nada le impida que todo su cuerpo esté en el piso del carro. En el caso de un perro de menos de 12 kilos puede compartir con una familia de cuatro personas en la segunda fila de asientos del vehículo.

La mascota no debe ir en las sillas de adelante, ni en la mitad de las dos sillas delanteras apoyándose con sus patas en la parte de atrás, ya que son lugares de alto riesgo donde el perro en un accidente puede chocar contra el panorámico.

4. Uso de guacales

Aunque el viaje sea en carro particular, es aconsejable que viajen dentro de sus guacales. Esta indicación aplica para los gatos en todos los casos, ya que por su naturaleza toleran muy mal los cambios, y un viaje puede llegar a ser muy estresante. En el caso de los perros, si no se cuenta con un guacal, por razones de espacio, ellos deben tener su sitio dentro del carro.

5. ¿Cómo evitar la ansiedad?

Es importante enseñarle al perro que no siempre que van a salir en el carro es para dirigirse a lugares que le generan ansiedad como la veterinaria, es importante que también lo lleve a dar paseos a sitios placenteros para él como un parque. Con ello, no solo lo estará habituando a estar dentro del vehículo, sino que también lo asociará con algo positivo. Accesorios como guacales y mallas de seguridad en los vehículos, permiten que haya un cerramiento más limitado de movilidad para las mascotas, lo cual les ayuda a generar una zona segura.

6. ¿Cómo evitar mareos?

Es uno de los principales problemas que enfrentan las mascotas viajeras. Es aconsejable llevar al perro en el carro en ayunas. En viajes largos, es importante detenerse por lo menos cada una o dos horas para que el perro se hidrate. Antes de abrir la puerta, hay que asegurarse que lleva bien sujeta la correa y el collar. No hay que dejarlo descender solo y siempre que se mantenga al lado del dueño, ya que en algunas paradas puede haber otros perros o ruidos desconocidos que lo desorienten.

7. Evitar que asomen la cabeza por la ventana

No es recomendable que los perros asomen la cabeza por la ventana, ya que genera resequedad en sus lagrimales y molestias en los ojos, ya que el viento puede arrastrar partículas que pueden ingresar en sus ojos impidiéndoles que vean bien. Asimismo, el frío y el sonido del viento a gran velocidad puede afectar sus oídos.

8. Uso de aire acondicionado durante el viaje

Es una buena herramienta, ya que a veces regular la temperatura únicamente con la del ambiente no va proporcionar suficiente refrigeración para ellos y se pueden recalentar, signo de ello es el jadeo constante.

9. ¿Camioneta o sedán?

Es importante evaluar la cantidad de miembros de la familia y eso incluye a la mascota. También, hay que tener en cuenta cuál será el uso que se le dará al vehículo y tener en cuenta criterios como comodidad para los pasajeros, espacio interior, tecnologías y seguridad.

10. Kit de viaje

Llévele siempre una cobija, protector de asientos, una toalla, juguetes, bolsas plásticas, comedero, bebedero, agua, un kit de emergencias y pañitos limpiadores para atender todas sus necesidades.

Comments are closed.